INSPIRACIÓN Y CREA(c)CIÓN – yoga playlist

yoga en español blog musica yoga

Estuve tres semanas con la misma canción sonando en mi cabeza. No sabía cuál era. Por cómo era la melodía y los instrumentos que vagamente reconocía, me daba una sensación épica, como de película. Me sonaba a películas italianas de los años 60, pero nada. La intentaba cantar en alto para ver si a alguien más le sonaba, y verdaderamente no hacía justicia a cómo era la pieza en realidad.

La inspiración cotiza al alza. Ha vuelto a salir a la palestra. O simplemente era un bien necesario que ahora se ha democratizado. Antiguamente era cosa de artistas. Aquellas personas que tenían tiempo o contaban con mecenas (o ni lo uno ni lo otro y simplemente eran pobres) para poder dedicarse a detenerse en un paseo y observar la naturaleza, leer a los/as autores/as que se inspiraron antes que ellos/as o trasnochar en tabernas con otros artistas. De una cotidianeidad menos normativa surgía la inspiración. Y por consiguiente, la creación.

Hoy en día, como eufemismo de “en esta era de redes sociales”, se pretenden mensajes que inspiren. De ahí las múltiples imágenes de postal con frases de libros de autoayuda. O bien hay una intención de que las rutinas de unas inspiren los hábitos de otros. Una inspiración de puertas para adentro. Quizá inciten y despierten un cambio en ese individuo, pero por lo general no desembocan en una nueva creación para la sabiduría compartida.

La inspiración se democratiza en una sociedad del libremercado reproduciendo el mismo fin: el privilegio individual. Son pocas las oportunidades de que haya una ósmosis grupal (osmos, acción de empujar, impulso)  y pueda surgir una creación colectiva. Pero las hay.

La creación por inspiración está muy ligada a la imaginación. Si te pregunto por un sinónimo de imaginación, cuanto apostamos a que tu cerebro ya está barajando “invención”.

Hace unos días vi Magical Girl, de Carlos Vermut. Dura y potente. Las historias y los vínculos entre los personajes son turbios, pero no es una sordidez descarada. Es más bien una sensación que se mantiene a lo largo de la película. No lo ves, pero te lo imaginas. Claro que te lo imaginas. El director no ha tenido que tirar de escenas sucias, sexualizadas o llenas de violencia. Tu cabeza ya las tiene. Simplemente las has insertado en una pequeña perfectamente elegida y provocada. No te has inventado nada. Cuando me gusta mucho (mucho) una película española, en seguida me lanzo a youtube a ver las entrevistas de promoción de la directora, del director o el elenco en cuestión. Y en una de esas entrevistas, Carlos Vermut lo confirmaba. No necesitaba mostrar imágenes que el espectador ya tenía para contarle lo que ya sabía.


yoga blog en español


Y es que tenemos un contenedor de estímulos, que se quedan en simples códigos de información aislados. Cuando los ponemos en conversación, surge la creación. Y las primeras chispas para el diálogo surgen de una primera llama que enciende la inspiración.

Últimamente estoy acercándome al Ayurveda y tratando de aprender de forma autodidacta. La manera en la que se contempla al ser humano como la suma de los elementos naturales (aire, agua, tierra, fuego y éter) puede considerarse pura imaginación. Pero en interacción con la naturaleza o nuestra sociedad moderna, cobra mucho sentido, ya que el propio entorno inspiró  la observación de la realidad y así,  registraron tanto la armonía como el desequilibrio de la vida y de sus seres.

Toda la producción literaria relacionada con la filosofía del Yoga, Samkhya, Vedanta o hinduísmo que he leído hasta ahora, plantean preceptos inspirados en el mundo para el explicar el mundo, desde una óptica cósmica y metafísica. Al menos esa es mi sensación. O las lecturas que más me engatusan.

Todo es una llamada a la inspiración interna para la creación de un nuevo paradigma. Sistemas de pensamiento, acción y devoción que den sentido al tiempo que transcurrimos por este mundo y quien sabe, si inspirarán a otros. Tampoco hay que tener pretensiones. No las tuvieron en la India védica y mira en Occidente hasta qué punto nos vemos envueltas en sus teorías en el 2018, hoy en día, en esta era de las redes sociales.

Quien sabe si tuvo aparentes pretensiones Joaquín Rodrigo cuando, pasando su luna de miel en Aranjuez, se inspiró en los sonidos de las fuentes y del río, el tacto de los arbustos, los olores y sobretodo, se inspiró en todos los paisajes que le describía su mujer, ya que Joaquín Rodrigo, era ciego. De esa experiencia, se inspiró para crear el Concierto de Aranjuez, una composición  musical nunca hecha antes de orquesta para guitarra española.

El segundo movimiento de esa composición fue lo que estuvo sonando en mi cabeza durante muchos muchos días. Hasta que un dia, me volví a cruzar con ese tema, las chispas empezaron a saltar y entonces dije: “¡erá ésa!”

Para equilibrar el asunto, estuve casi los mismos días conociendo y escuchando sin parar diferentes versiones, vídeos o interpretaciones del concierto de Aranjuez, hasta que di con la realizada por Paco de Lucía.  Entonces me di por satisfecha.

De los sonidos que transité esas semanas creé esta lista de música titulada, “Inspirada en Aranjuez” El concierto, claro; no seré yo quien se apropie de los escenarios de otros.

La próxima vez que sientas un pálpito de inspiración, deja que ésta impulse tu imaginación hasta pasar a la crea(c)ción. Crea. Sin pretensiones, sin expectativas. Desde tu mundo para el mundo.

(link a la playlist).

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.