9 LIBROS SOBRE FILOSOFÍA DEL YOGA Y LA SALUD DE LAS MUJERES

libros filosofía yoga anatonía yoga libros ciclo menstrual

Antes de las vacaciones de Semana Santa una alumna me preguntó: “¿Tú sólo lees ensayo? Quiero decir… ¿no te gustan las novelas?” Ella quería prestarme un libro, una novela en torno a los vínculos y relaciones entre las mujeres del Antiguo Testamento que me está encantando, pero no sabía bien si iba a acertar, ya que siempre hablo de libros sesudos sobre Yoga, filosofía y otros desvaríos.

No se por qué, pero considero muy valioso el tiempo de lectura. El que invierto y el que me devuelve el libro en cuestión. Si veo una película que ni fú ni fá, le he dado dos horas de mi vida como mucho. Es una pena, pero puedo superarlo. Pero si me siento a leer y siento que no va conmigo, o directamente, que me están tomando el pelo, me siento rabiosa y frustrada. Con una novela te la juegas. En cambio, con ensayos y divulgación, percibo cómo se excitan áreas en mi cerebro recibiendo información para la vida, creando sus propios vínculos con otras realidades o incluso después, cuando lo cierro y camino a casa si salí a leer, sigo dando vueltas a mis deberes reflexivos.

Hace un tiempo conocí el término “sapiasexual”, que viene a ser la forma fina y formal de resumir el tremendo discurso de Eusebio Poncela en la película Martín (Hache), cuando declara que a él no le excitan las pollas o las tetas, sino las mentes que los mueven.

Me seducen las mentes. Me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve y que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar… La mente, Hache… Yo hago el amor con las mentes, hay que follarse a las mentes.

Así que, en este Día del Libro, o el día de la bacanal oficial para las sapiasexuales como yo, comparto los últimos libros que han caído en mis manos sobre Filosofía del Yoga y también en torno al ciclo menstrual y la salud de las mujeres. Campos a los que me entrego a ciegas y rara vez me dejan a medias.

  • La tradición del Yoga,  George Feurstein. Yo lo llamo la Encarta del Yoga. Un libro que sistematiza, ordena y transmite de manera muy concisa todas las corrientes y realidades que transversalizan al Yoga, pudiendo comprender poco a poco todas sus implicaciones y su profundidad. Si lo acoges con mirada de estudiante, te sientas con lápiz para subrayar y cuaderno para apuntar, te puedes ahorrar unos cientos de euros en tu próximo teacher training.
  • Yoga Vasishta Sara. Se dice se comenta, que Yoga Vasishta transmite la esencia del Vedanta Advaita, en aproximadamente 32.000 versos. Yoga Vasishta Sara significa “la esencia del Yoga Vasishta”. Así que, a través de diferentes siglos y maestros, este pequeño libro de quedó en 230 versículos. Un libro sin comentarios ni filtros, más allá de la propia traducción al castellano. Un libro para abrir un día cualquiera por una página cualquiera y que sus versos iluminen tu rutina.
  • Los Orígenes de Hatha Yoga: Hatha Yoga Pradipika,  Gheranda Samhita, Goraksa Shatahaka. Traducción y comentarios de Alicia Souto. Consideraba este libro un “must” de fondo de biblioteca de todo yogi que se precie. Esos tres libros hacen referencia a las primeras prácticas físicas del Yoga. Se recopila, se sistematiza y se describen asanas, pranayama y propuestas varias que han ido derivando en lo que conocemos hoy. Con lo bueno y con lo malo. Hace poco, en un seminario conocí otro libro en el que AG Mohan ponía en duda que algunas de esas propuestas fueran a ayudar a la persona practicante en su camino para la liberación. Este último no lo he leído, sólo es un dato para que cotillees si quieres.
  • Espiritualidad Hindú.  Raimon Panikkar. Cuando cogí una recopilación de las Upanishad en la biblioteca de mi barrio, el prólogo estaba escrito por este autor. Al leerlo me transmitió sensaciones de cariño, familiaridad y paz, no sé por qué. Así que cuando lo devolví, busqué libros suyos y tome éste. De nuevo, un libro para conocer, comprender y poner cada cosa en su lugar, si sientes que hay mucho lío ahí fuera.
  • El Yoga como sistema filosófico. Los Yoga Sutras. Emilio García Buendía. Aún no tengo este libro, pero está en mi lista de pendientes (daría para otro post). Estoy acudiendo a un seminario de Filosofía India en la Universidad Complutense de Madrid, cuyo profesor es el autor de este libro. Su tesis doctoral fue sobre los Yoga Sutras y de ahí esta creación. En este curso, a parte de conocer sistemas y visiones que no conocía, todo es transmitido desde una perspectiva académica, nada romántica, más allá de la pasión de unas cuantas personas que se reúnen cada martes a hablar de filosofía en el   S. XXI. Y eso es otra visión que creo que también es necesaria, que te rompan los esquemas y construyas un conocimiento propio.
  • Anatomía para el Yoga.  Blandine Calais-Germain. Quizá te haya pasado que te compraste el manual de Anatomía del Yoga de Leslie Kaminoff y sentiste que necesitabas un intérprete al lado. Te entiendo. Desde luego es un manual de referencia. A veces lo saco en clase para ilustrar claramente qué músculos están haciendo qué, ya que ese trabajo de fotografía e ilustración fue tremendo. Pero cuando supe que otra de las referencias en anatomía del Yoga como Blandine Calais-Germain, había sacado un libro específico, no lo dudé. En este caso, las imágenes pierden valor a favor de una transmisión accesible, pedagógica y una división en torno a a las funciones de los músculos, más que de los tipos de posturas, cosa que enriquece bastante.
  • Cómo mejorar tu ciclo menstrual: tratamiento natural para mejorar las hormonas y la menstruación. Lara Briden. Las grupis del ciclo menstrual que no acostumbramos a leer en inglés estábamos esperando este libro como agua de mayo. Si te estás introduciendo en el mundo del conocimiento de tu ciclo, este libro es una buena guía. Si ya llevas tiempo, es una buena excusa para darte una palmadita en la espalda y pensar: “anda, ¡qué de cosas sabía!”. Más allá de la exposición del funcionamiento y las variables que determinan el equilibrio del ciclo menstrual, hay mucho que aprender gracias a la experiencia que transmite y los casos reales  de sus pacientes que comparte.
  • Cuida tus hormonas: claves para tu salud física y emocional.  David Moreno y Edgar Barrionuevo. Este libro tan sólo tiene un capítulo dedicado al ciclo menstrual, pero todo lo demás sigue aportando mucho valor. A pesar de ser un tema que pueda parecer que has de ser química para enterarte bien, creo que los autores, junto con otros compañeros suyos a través de otras vías de comunicación, hacen una labor de divulgación muy buena, haciendo accesible un conocimiento que es necesario para que cualquier persona sea parte activa de su salud. Es importante conocer cómo funciona nuestro cuerpo y qué efectos tiene la gasolina que le metemos (comida, ritmos de vida, pensamientos, relaciones…). Hasta las que escogimos latín y griego en el colegio nos enteramos. Ya sabes el dicho… “La que vale, ¡vale siempre!” (reformulado, por supuesto)
  • Manual introductorio a la ginecología natural.  Pabla Pérez San Martín. Conocí este proyecto cuando lanzó el primer crowdfunding hace más de 5 años. No recuerdo porqué no me decidí a comprarlo, pero en cierto modo, me alegro, porque ya va por la tercera edición, revisada y ampliada ¡y estoy esperando que me llegue esta semana! Es un manual para el autoconocimiento, el cuidado sexual y la autogestión de la salud de las mujeres. La autora hizo un trabajo de campo a través de los testimonios de mujeres que desarrollaban una relación natural con su cuerpo y su salud, parteras y demás experiencias a través de sus viajes por América Latina. Ahora que lo pienso, quizá mi conocimiento aún no fuera lo suficientemente maduro para recibir e integrar este proyecto/libro/vida de tanto valor.
libros filosofía del yoga libros ciclo menstrual blog de yoga en español

Flavita Banana

Todo este material abarca desde los preliminares hasta las noches locas de pasión ydesenfreno. A veces podemos practicar el poliamor y mantener varias lecturas a la vez. Otras, nos atraviesa el amor dependiente y no podemos soltar ese libro aunque no hayamos comido aún.  Pero lo mejor son las relaciones (y el conocimiento) que se consolidan en el día a día. Así que, acércate a tus libros cada día con mimo, escucha y respeto hacia lo que contienen.

PD: He hecho un pacto con las novelas. Sólo leeré aquellas que me lleguen a través de las personas. ¡Hazte sapiosexual y comparte tus libros!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X